geocities mirror

La Página de Orestes 

geocities archive

WEBS

José Martí
Información y Comunicación

geocities archive
El Arte de la Comunicación

geocities mirror 

Jinámar 2007. La memoria no olvidada

 

Como en años anteriores, quienes no están dispuestos a olvidar a sus muertos, encaminaron pasos y corazones hacia el reencuentro con la Historia; una historia que algunos quisieran ignorar, pero que está ahí, presente en las entrañas del pueblo y de los hijos de aquellos que supieron -y sabrán ellos mismos, llegado el caso- defender hasta con las uñas, la legalidad y la dignidad humana.

Algo ha cambiado, sin embargo, desde mi último reportaje sobre este tremendo drama: se ha aprobado la llamada Ley de la Memoria Histórica que, entre otras cosas, pretende dar trato igualitario a los que defendieron la institucionalidad democrática y a los que se alzaron contra un gobierno democrático salido de las urnas; y que no da la debida protección a las otrora víctimas, al declarar como "ilegítimas" a las sentencias de los tribunales franquistas en lugar de "ilegales",  que es realmente lo que fueron; convalidando, por efecto de ello, la ilegalidad de aquel criminal y oprobioso régimen.

Para los que tratan de olvidar y que olvidemos precisamente eso; para los que se convierten en bochornosos cómplices del olvido, un breve recordatorio: El régimen franquista realmente era el poder del capital financiero y de la aristocracia terrateniente. Constituía una dictadura terrorista y sangrienta de los grupos más reaccionarios de la gran burguesía y de los latifundistas, apoyados en el Ejército, la Iglesia y en la Falange (fuerza política predominante en el llamado «Movimiento Nacional», donde se fundían los sectores españoles más  reaccionarios). 

Franco y las fuerzas que lo apoyaron impusieron una feroz política de represión, persecución y terror que produjo el éxodo o la muerte de cientos de miles de ciudadanos (más de un millón de muertos y desaparecidos en todo el Estado español y más de tres mil en Canarias): Combatientes del Ejército republicano fueron recluidos en campos de concentración y plazas de toros, hacinados como el ganado, a la intemperie, sometidos a un trato degradante e inhumano, condenados al hambre y a la muerte; otros fueron obligados a retornar a sus pueblos de origen para ser «depurados»; Promulgaron un conjunto de leyes punitivas -negación de todas las normas de los derechos humanos-, que constituyeron un verdadero “Código de represión fascista”.

En el plano político: no permitió el más insignificante vestigio de instituciones democráticas; suprimió la Constitución de 1931 y el Parlamento; disolvió todos los partidos políticos y los sindicatos obreros; anuló las libertades autonómicas de Cataluña y Euzkadi; abolió las conquistas políticas y económicas alcanzadas por los trabajadores durante largos años de lucha. 

En lo económico: sometió a las clases trabajadoras a la explotación más brutal y despiadada; los salarios fueron rebajados al nivel anterior a julio de 1936; la escasez de víveres, la especulación y el mercado negro hizo subir en tres y cuatro veces los precios de los productos; suprimió la moneda de la República, poniendo en angustiosa situación a la población que había estado en la zona republicana; procedió a la exportación en gran escala de víveres y materias primas para los países del Eje -como pago de la deuda de guerra contraída- lo que agudizó la pobreza; liquidó la Reforma Agraria de la República con una contrarreforma que obligó a los campesinos a devolver la tierra a los terratenientes, pagando las rentas devengadas; los arrendatarios y aparceros fueron expulsados en masa o se les impuso el pago de rentas atrasadas hasta de tres y cinco años. Los campesinos desahuciados muchas veces fueron objeto de detenciones, despojos y fusilamientos.

En lo social: el hambre estaba presente en millones de hogares humildes; se ensañó con los hombres de ciencia y privó a las instituciones científicas de valiosas colaboraciones; los escritores y los artistas progresistas, fueron represaliados y muchos de ellos tuvieron que emigrar para salvar sus vidas, mientras que otros perdieron todo lo que tenían, incluyendo en muchas ocasiones hasta la propia vida; asestó un golpe demoledor a los cuerpos docentes y la Iglesia Católica pasó a dirigir la educación del país, restableciéndose todos los privilegios que disfrutaban esas Congregaciones religiosas, en materia de enseñanza, antes de 1931; obras destacadas del acervo de la cultura española y universal fueron proscritas; se estableció una doble censura eclesiástica y falangista que asfixiaba a la creación literaria y artística.

Pero hubiese sido sólo un acto simbólico la presencia de los concurrentes a la peregrinación, si no hubiese estado presente la denuncia a la actual situación nacional e internacional: en lo nacional, la hipocresía de una derecha neofascista preocupada solo de la reivindicación de "los suyos", incluso con exclusiones que demuestran los verdaderos fines de "su" memoria; la debilidad ideológica de una autodenominada "izquierda" descafeinada y permisiva con la aprobación de una ley casi de "punto final", la precariedad económica y laboral y otros males de la sociedad contemporánea; en lo internacional las mentiras, tergiversaciones y manipulaciones de la realidad que viven otras naciones donde los movimientos verdaderamente populares han alcanzado el triunfo o se encaminan a ello.

Lo que vi y constaté este día memorable en Jinámar me ha hecho pensar: "mientras existan hombres y mujeres como los que asistieron a esta nueva cita con la Historia, la memoria no desaparecerá".

Orestes Martí
Las Palmas de Gran Canaria

Testimonio gráfico: R. Domínguez y Enrique Rodríguez

Los medios de Información y Comunicación también estuvieron presentes

JinamarMaria1.JPG (105868 bytes)

JinamarMedios1.JPG (141502 bytes)

JinamarMedios2.JPG (101070 bytes)

JinamarMedios3.JPG (107395 bytes)

 

geocities archive

geocities mirror

Presidencia del acto político. (Izq a der.)  Alexis Ojeda Déniz de las JJCC; Segundo Martínez, de Izquierda Unida Canaria, quien hizo además las funciones de Maestro de Ceremonia; Manuel Hernández, responsable de Izquierda Unida Canaria en Telde; María del Rosario (Saro) Suárez Socorro, quien leyó una emotiva carta de su padre, escrita poco antes de ser fusilado por los golpistas;  Pino Sosa, Presidenta de la Asociación por la Recuperación de la Memoria Histórica de Arucas y María Puig Barrios, Coordinadora General de Izquierda Unida Canarias y Secretaria General del Partido Comunista de Canarias
geocities mirror 

En esta combinación gráfica, desde una elevación cercana, dos generaciones contemplan la escena: Domingo Santana (Valencia) Represaliado por la dictadura franquista. Procesado y condenado a pena de muerte, no ejecutada por ser menor de edad (sólo tenía 15 años) y María Alberdi Bardina, hija de Luis Alberdi Cendoya y Mercedes Bardina Fonte, luchadores antifranquistas y defensores de la República

 

JinamarCharoValenciaCarmina.JPG (127743 bytes)
Entre los asistentes se encontraban, entre otros, María del Rosario (Saro) Suárez Socorro, hija de Eduardo Suárez, diputado del PCE en el Parlamento del Estado por el Frente Popular cuando el golpe fascista de 1936, Domingo Santana (Valencia) y María del Carmen (Carmiña)  Martínez

Jinamar-07-4.JPG (142630 bytes)
Boca de la Sima

 
1

[Hide Window]
This page is an archived page courtesy of the geocities archive project 
Report this page
[Close Window]

Hi, from the team at www.geocitiesarchive.com

We apologise for the interruption but can you

We need your help spreading the word about the geocities archive.

Please use the social links to the left and if possible add a link to https://www.geocitiesarchive.org from your blog or website.

Thank you :)